¡BASTA DE CRÍMENES, BASTA DE IMPUNIDAD! DECLARACIÓN SOBRE LA REPRESIÓN EN COLOMBIA

En varias ciudades de Colombia, tras más de una semana de manifestaciones, la brutal represión policial que ha cobrado decenas de vidas y cientos de detenidos, heridos y desaparecidos, no ha podido acallar las protestas populares. El gobierno del presidente Duque, de estirpe uribista, no concibe otra vía para hacer frente a la crisis financiera provocada por la pandemia que cargarla sobre los sectores más necesitados de la población. Pasan los días y el escándalo del crimen crece sin que ceda el justo reclamo del pueblo, que apunta ya claramente a la cabeza del régimen.

Ni la OEA ni la Comisión de la ONU para los Derechos Humanos parecen haberse enterado de la masacre en el hermano país. Desde Washington la vicepresidenta Kamala Harris afirmó en la Conferencia sobre las Américas, que «los latinoamericanos están dando forma a su propio futuro, están escribiendo su propia historia». Y precisó: «nuestro papel es […] ayudar en lo que podamos mientras América Latina escribe su próximo capítulo». Ese consuelo retórico, que oculta en verdad una reiterada injerencia, no dice nada a quiénes están protestando y cayendo por una dignidad siempre postergada.

Los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y las guerrillas, logrados en La Habana en 2016 después de largas y meticulosas discusiones, han sido ignorados de manera vergonzosa por un poder que no duda en seguir matando y privando a millones de colombianos de sus más elementales derechos. Solo una formalización efectiva de un clima de paz puede abrir el camino de la justicia verdadera en Colombia. ¡Basta de crímenes, basta de impunidad!

La Casa de las Américas se solidariza con los reclamos del pueblo colombiano, y con los escritores y artistas de ese país que exigen paz, justicia y dignidad para todos.

CASA DE LAS AMÉRICAS