MENSAJE A LOS AMIGOS DE LA CASA

Los eternos enemigos de la Revolución Cubana han arreciado en los últimos meses las estrategias de presión contra la Isla. En el intento de asfixiar a nuestro pueblo, mayoritariamente identificado con el proyecto emancipador que triunfó en enero de 1959, el gobierno de los Estados Unidos ha reforzado el bloqueo y ha desplegado una intensa campaña mediática para empañar la imagen de Cuba.

Recientemente, la industria anticubana ha dado amplia visibilidad a un pequeño número de personas que reclaman “diálogo”, pero, evidentemente, no están interesadas en dialogar. Este grupo, con sus acciones, busca dar argumentos a medios sufragados por los yanquis para imponer la matriz de opinión de que en Cuba existe un enfrentamiento irreconciliable entre creadores e instituciones.

Los sucesos ocurridos esta mañana frente al Ministerio de Cultura, justo en la víspera de un nuevo aniversario del natalicio de José Martí, forman parte de un escenario de provocación y desestabilización montado para confundir, en momentos en que el país sufre el pico más alto de contagiados por la Covid-19, sin que se haya flexibilizado ninguna de las medidas imperiales que nos impiden acceder a recursos básicos de salud y subsistencia.

Los amigos de la Casa de las Américas, que han sostenido a lo largo de los años una inquebrantable solidaridad hacia nuestro pueblo, saben que el imperialismo no descansa. Saben también que Cuba no defraudará los principios fundacionales de la Revolución.    

Casa de las Américas

La Habana, 27 de enero de 2021