EL PERSEGUIDOR

Esta noveleta de Julio Cortázar escoge un tema tratado con cierta frecuencia: el choque de un artista excepcional, voraz, desbordado, contra las convenciones, contra la incomprensión, contra los límites que le impone la vida, contra todos los límites. No obstante, Cortázar logra construir una historia tan poderosa, tan fuerte, tan emotiva y dura, que deja atrás cualquier antecedente y va más allá. Es un relato mayor, de los más grandes que se hayan escrito en castellano y en cualquier otro idioma. Está dedicado a la memoria del saxofonista Charlie Parker y se inspira en pasajes de la vida del gran músico. En estos tiempos se lee menos que en otras épocas y se lee mucha literatura barata. No es posible, no es justo, no tiene sentido, renunciar a la intensa aventura que nos propone Julio Cortázar con «El perseguidor».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s