JUAN RULFO

A Rulfo le bastaron dos libros para colocarse “en el cielo con diamantes”, diría Sacha, que ama por igual al gran escritor mexicano y a los Beatles. Son un libro de cuentos, El llano en llamas, y una novela, Pedro Páramo. Tito Monterroso dedicó una de sus fábulas a la figura admirable de Rulfo, a quien compara con un zorro. (Ver en este blog La oveja negra y demás fábulas.) Dice Tito que todo el mundo en el zoológico literario quería que el zorro publicara un tercer libro, para que le saliera mal, para estropearle su récord perfecto; pero el zorro, que era muy sabio, se negó.  El cuento “No oyes ladrar los perros” pertenece obviamente a El llano en llamas. Dice mucho sobre la condición humana con un mínimo de palabras.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s